DSC_0138

Los pequeñines de la Paillote de Sihanoukville

Oculta detrás de una antigua estación de tren en Sihanoukville, se encuentra una paillote del summer camp de PSE. La pequeña casa rodeada de arboles y pintada de distintos colores funciona como guardería para los niños de la zona durante todo el año. Apenas, hace dos años se abrió esta paillote del summer camp, pensando en la pobreza y el aislamiento que sufre esta comunidad. “La paillote está retirada de la ciudad y los niños deben atravesar los rieles del tren o a veces subir encima de los trenes para llegar aquí”, explica Álvaro, coordinador de la paillote. Así mismo, el clima es otra particularidad de este camp, según Álvaro, “Llueve casi todos los días, pero ni a nosotros ni a los niños nos importa. El segundo día hubo un diluvio, creímos que no vendría nadie pero igual salimos a esperar bajo la lluvia y vimos a los niños empapados corriendo hacia nosotros con una sonrisa”.

 

 

Alvaro on the beach amid the chaos of children
Alvaro entre el caos de los chiquillos

 

Los niños que visitan esta paillote tienen entre tres y seis años. “Es imposible tener su atención al cien porciento”, dice Álvaro. Sin embargo, Tomasz, monitor de Polonia, cree que día a día los niños van mejorando. “Los niños han crecido mucho en poco tiempo e intentan cada día ser más ordenados. Por ejemplo, la primera semana notamos que no les gustan las zanahorias porque luego de la comida el piso estaba lleno de zanahoria. Luego de dos semanas, aun no les gustan, pero ya las tiran a la basura. Igualmente, cuando terminan la siesta ellos mismos recogen las esterillas sin que les digamos”.

 

Tomasz, under a heap of children
Tomaz bajo una avalancha de niños

Además, según Tomasz,  trabajar en la paillote bajo las condiciones de la comunidad que la rodea, ha sido una oportunidad de reflexión. “Es increíble poder ver nuestro mundo occidental desde otra perspectiva.  Es desconcertante como tenemos tantas cosas que no necesitamos y como nos desgastamos persiguiendo cosas que no tiene ningún valor moral. Siempre he creído que se puede ser feliz con menos pero solo hasta que conocí a estos niños, esa creencia se materializó”.

 

Rotha, aka as "the crazy monitor" because her energy never runs out
Rotha, alias la monitora loca de la Paillote por su energìa inagotable

 

Para Rotha, estudiante de la Escuela de Medios de PSE, es su Segundo año como monitora en Sihanoukville. Ella siempre ha estado involucrada como voluntaria en las actividades de PSE. “Para mi, lo que Mami y Papi están construyendo es maravilloso y siempre busco seguir su ejemplo. Yo no tengo dinero para dar, pero sí tengo tiempo y energía para ayudar a los demás”.

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

Un comentario en “Los pequeñines de la Paillote de Sihanoukville

  1. Enhorabuena por vuestro increíble blog!nos permite seguiros cada día,valorar aun más vuestro esfuerzo y disfrutar de las sonrisas de los niños!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *