Socheat who works in the social service department

Etrevista con Peng Socheat de los Servicios Sociales de PSE

¿Cuál es la función de Servcios Sociales?

El departamento de Servicios Sociales es el corazón de PSE. Es quien se encarga de escoger, bajo unos criterios determinados, a las familias y a los niños que se beneficiarán de la ayuda de PSE. Esa es nuestra primera misión. La segunda, es monitorear a las familias y a los niños ausentes. La tercera, es aconsejar a los colegios y trabajar con los profesores para decidir el futuro de cada uno de los niños, es decir, a que entrenamiento profesional debe ir. Por ejemplo, si un joven de 13 o 14 años viene de una familia muy pobre que necesita apoyo económico de él y él está teniendo un mal desempeño académico, lo envisamos directamente a entrenamiento profesional. De tal forma que a sus 16 o 17 años pueda tener un buen trabajo. Sabemos que si no hacemos esto se retirará de la escuela. Siempre estamos en comunicación con los otros departamento de PSE bara tener bajo control a nuestros estudiantes.

 

¿Cuáles son los criterios para que una familia ingrese a los programas de PSE?

Hay cuatro catergorias que considerar: la primera es si el niño viene de una familia muy pobre. La segunda, si el niño tiene solo un padre o madre y muchos hermanos. En tercer lugar consideramos si es un niño con discapacidad, y por último si el niño ha perdido uno de los cuatro derechos de la infancia: derecho a la educación, derecho a la expresión, derecho a la salud y el derecho a la alimentación.

 

¿Cuándo seleccionan a las familias cómo escogen el programa adecuado para ellas?

Tenemos 38 programas, cada uno destinado a una necesidad específica. Cada programa es muy costoso así que el comité debe tomar una decisión. Los trabajadores sociales hacen un estudio preliminar y luego este se presenta al comité. Tenemos un segundo equipo de investigación y uno de auditoria que confirma que las familias no hayan mentido o que nosotros no hayamos cometido errores.

 

¿Cómo encuentran a las familia?

Un trabajador social es alguien con muy buen corazón, que tiene empatía con el sufrimiento de la familia y que trabaja por encontrar una solución. Por eso Servicios Sociales es el corazón de esta asociación. La primera forma de encontrar familias es cuando ellas vienen directo a nosotros. Otra forma es detectando casos urgentes por medio de profesores, periódicos, TV, otras organizaciones o por visitas de campo. Por ejemplo, si vemos a un niño que trabaja en aguas negras recogiendo plantas de una a dos de la mañana, es absolutamente inaceptable, inhumano, el niño no puede ir a la escuela. A menudo los niños tienen padres alcholicos, apostadores, que no trabajan o que maltratan a los niños para que salgan a buscar dinero.

 

En ese caso, ¿hablan directamente con el niño?

Hacemos nuestro máximo esfuerzo. Como trabajadores sociales trabajamos 24h al día, tenemos una línea de emergencia por la noche, los fines de semana y los días festivos. También hay un equipo médico de emerngia. Nuestra prioridad es proteger a los niños. En la montaña de Oudong, a una hora de Phnom Penh, hay niños que trabajan en canteras de piedras por 2000 o 3000 rieles al día ($0.5 -$0.75 USD). Ellos dan ese dinero a sus padres. Se han roto pies, manos, dedos… Al principio trabajábamos con los niños del basurero, ahora con cualquier niño que no tenga acceso a una educación. También tenemos familias en buen estado gracias a que muchos de los niños con los que empezamos ya se han graduado y ahora tienen buenos salarios. La organización ya casi cumple 20 años. Las situaciones también han cambiado: el precio de los terrenos subió y ahora las familias pueden vender sus tierras y ganar algo. De todos modos a veces hay errores en nuestra selección de familias porque algunas mienten. Por eso tenemos un segundo equipo de investigación y auditoria.

 

¿Cuál es el papel de Servicios Sociales durante el Summer camp?

Es el summer camp quien juega un rol muy importante en los servicios sociales. Son una manera en que nosotros podemos encontrar más familias y niños en situaciones miserables. Nos permite detectar qué niños no están yendo al colegio y descubrir otros problemas en aquellos que sí van. Cuando los niños están con los monitores, juegan, son felices, están confiados y hablan con ellos, les abren sus corazones. Es así como en los últimos años hemos encontrado muchos de los niños. Así mismo, los campamentos son una forma de dar a conocer el nombre de PSE y así muchas familias llegan a conocernos. Los niños regresan contentos a sus casas, cuentan lo maravillosos que ha sido su día y, en general, crean un aura de confianza alrededor de PSE. Por último, la función más importante de los campamentos es crear nuevos embajadores para nosotros. Son ustedes quienes riegan las buenas noticias, quienes hablan de PSE y eso es absolutamente esencial. En el campamento los niños sonríen de nuevo, eliminan la tristeza. Ni siquiera el equipo de psicólogos tiene la capacidad de hacer que los niños se desahoguen y liberen lo que tienen escondido. Es el ambiente del campamento, conocen monitores que los hacen reír, que les dan amor. Eso los conmueve y entonces se preguntan: “¿por qué mi hermano me golpea?”, “¿por qué mi madre bebe y apuesta tanto?”, “¡si soy su hija!”, “¡soy su hermana menor! Tengo derechos en mi familia y tengo valor”. Se preguntan:“¿Por qué ellos no me dan nada y ustedes me entregan todo?” . Lo que los monitores hacen es realmente sagrado. Es extraordinario. Aquellos que han crecido entre la violencia no saben qué está bien y qué está mal, qué es verdadero ni qué es falso. Ellos buscan amor y poco a poco podemos aliviar sus traumas. Hablamos con ellos, con sus tutores, con los psicólogos, para entender qué pasa en sus corazones, para que lo desahoguen. Ustedes son quienes los hacen hablar y es un milagro, les dan el regalo del amor. Muchas gracias.

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *